Hábitos que debes seguir para cuidar tu zona íntima

person Publicado por: Sexólogo de Lovely Play list En: Parejas y relaciones En: comment Comentario: 0 favorite Golpear: 173

Te explicamos el cuidado y el entrenamiento de la zona íntima.

En colaboración con salixsostenible

El cuidado y la higiene de la zona íntima es, en muchas ocasiones, la gran olvidada de la higiene diaria femenina. Te explicamos alguna de las claves de una correcta rutina de cuidado y limpieza.

El cuidado de la salud vaginal es fundamental para cualquier mujer, es el centro del equilibro de nuestra salud. No solo se trata de una cuestión de higiene, sino también de autoconocimiento y ejercicio.

El objetivo del cuidado íntimo, además de mantener la higiene, es prevenir la proliferación de gérmenes que pueden llegar a dar patologías como irritaciones, vaginosis, cistitis, etc., pero sin eliminar la macrobiótica local que nos ayuda a protegernos de las infecciones. Además, fortaleciendo el suelo pélvico con ejercicios de entrenamiento Kegel ayudará a fortalecer los músculos pélvicos, evitando de esta manera dolores, disfunciones sexuales, incontinencia urinaria, problemas causados por embarazos, menopausia, herencia genética, etc.

Pautas de cuidado e higiene íntima

Utiliza jabones específicos

Es recomendable, durante tu higiene diaria, no usar el mismo gel o jabón que utilizas para el cuerpo para la zona vaginal. Es decir, para la higiene diaria de la zona vaginal debes utilizar un producto específico.  
La ventaja de los jabones íntimos es que aseguran una correcta limpieza sin irritar, resecar, ni alterar el pH normal de la zona vaginal. Utilizando jabones especializados te aseguras mantener la protección natural frente a las infecciones. 

Realiza la limpieza de adelante hacia atrás

Realizar este movimiento correctamente es muy importante, siempre de adelante hacia atrás. En caso contrario, es probable que arrastres bacterias u otros microorganismos desde la zona anal hasta la vaginal. Aumentando el riesgo de infecciones.
Pasa lo mismo para limpiarte después del baño.

Lava solo la zona externa

Existen mecanismos naturales para mantener el equilibrio interno en la vagina. Por lo tanto, solo es necesario lavar los labios externos de la zona íntima.

Utiliza ropa interior de algodón

La ropa de algodón favorece la transpiración de manera que se evitan las rozaduras y el malestar que estas conllevan. También, debería cambia la ropa interior a diario y evita llevar ropa muy ajustada.
Es muy recomendable lavar la ropa con detergentes suaves y aclararla adecuadamente para que no queden restos que puedan irritar tu zona vaginal. Mejor si el lavado es a mano.

Cuida la alimentación

Es muy importante mantener una hidratación correcta, esto conlleva tomar unos 2 litros de agua al día. De manera que orinarás con más frecuencia y eliminarás más fácilmente las bacterias que pueden haber llegado hasta la vejiga.
Relacionado con lo anterior, es también importante mantener una alimentación equilibrada rica en frutas y verduras, que aporte agua y una dosis de fibra adecuada para evitar el estreñimiento.
De la misma manera se debe evitar el consumo de tabaco y alcohol, además de sustancias excitantes como la cafeína. Son sustancias tóxicas para el cuerpo.

Durante la menstruación


Es muy importante aumentar la higiene diaria y cambiar la compresa o tampón con frecuencia. Con frecuencia significa cada 4-6 horas. Pero tranquilas, tenemos dos recomendaciones que son mucho más sostenibles, baratas y cómodas.

  • La Compresa de día, una compresa de tela reutilizable de algodón ecológico. Es cómoda, suave y transpirable.
  • Las copas menstruales ecológicas. Seguro que tu pregunta es ¿es mejor la copa menstrual que los tampones? La respuesta es: Sin duda, la copa menstrual es más saludable que los tampones.

Conoce tu suelo pélvico

El suelo pélvico agrupa un conjunto de músculos y ligamentos situados en la parte inferior de la cavidad abdominal, cuya función es sostener los órganos pélvicos en la posición adecuada para asegurar el buen funcionamiento de los mismos.
Los principales factores de debilitamiento del suelo pélvico son:

  • Parto natural
  • Estreñimiento crónico
  • Deportes de impacto
  • Obesidad
  • Enfermedades respiratorias crónicas y tabaquismo
  • Cirugía ginecológica o tratamientos agresivos

Ejercita la zona pélvica

Los conocidos ejercicios pélvicos, de los cuales seguramente hayas escuchado alguna vez el nombre, sirven para ayudar a fortalecer los músculos debajo del útero, la vejiga y el intestino grueso. Si, vigorizar el suelo pélvico.

Los ejercicios se pueden hacer donde y como se quiera, mientras estés de pie o en movimiento durante ese tiempo, nunca sentada o en reposo.

Con las bolas puestas debemos practicar los ejercicios básicos de Kegel Ball:

  • Contrae los músculos vaginales 3 segundos y después relaja. (10 repeticiones).
  • Contrae y relaja la vagina muy rápido. (25 repeticiones).
  • Sujeta las bolas con la vagina, durante 3 segundos y relaja. (10 repeticiones)
  • Intenta expulsar la bola con la vagina, mantén esa posición 3 segundos y relaja. (10 repeticiones).
  • Trata de acariciar la bola con la vagina suavemente 3 segundos y relaja. (10 repeticiones).

Guarda los productos

Todos los productos para tu vagina, guárdalos en bolistas separadas, para evitar infecciones.

Dí adiós a los tabúes

Durante siglos, las mujeres han temido hablar sobre sus problemas íntimos debido a los convencionalismos sociales. Actualmente, esto está cambiando y cada vez son más aquellas que tratan el tema como algo natural y normal.
Así pues, es importante ser conscientes de la importancia y del cuidado de este órgano. De él depende en gran medida nuestro bienestar, por lo que nunca está de más acudir al ginecólogo y consultarle dudas, así como cumplir con las citas anuales rutinarias.

Tu salud (y tu tranquilidad) te lo agradecerán.


Comentarios

Sin comentarios en este momento!

Deje su comentario

Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre