Consejos para Nuevos Fetichistas de pies

person Publicado por: Sexólogo de Lovely Play list En: Juegos y trucos En: comment Comentario: 0 favorite Golpear: 281

Consejos e información para principiantes e interesados en el amplio mundo del fetiche por los pies.

Consejos para Nuevos Fetichistas de pies

Consejos e información para principiantes e interesados en el amplio mundo del fetiche por los pies.
Pese al estigma que arrastra esta práctica sexual, la pasión por los pies acumula cada vez más seguidores. Tantos que ya hay incluso encuentros para reivindicar las bondades de la diversidad erótica. Incluso hay famosos que se proclaman Podófilos sin tapujos.
¿Te ha pasado por la cabeza alguna vez que los pies pueden ser sexys? Es probable que ni siquiera pienses en tus pies… a no ser que estés saliendo con alguien que piensa mucho en los pies, y especialmente en términos de su atractivo sexual. Si el fetiche por los pies es un concepto nuevo para ti, es posible que de repente pienses más de lo normal en tus sexys pies y que también te preguntes que le gustaría a tu pareja que hicieras con ellos. 
Sea tu pareja o tú el fetichista por los pies, hay muchas cosas diferentes que puedes hacer con tus pies para excitarlo. Os hacemos una pequeña introducción para fascinar a alguien a quien le gustan los pies, especialmente los tuyos.

Aprendamos un poco antes de adentrarnos al juego.

El fetiche por los pies comprende un amplio espectro de actividades y preferencias estéticas. Según Mistress Justine Cross, consultora profesional de BDSM y dominatriz de estilo de vida, “El fetiche por los pies generalmente se puede dividir en dos categorías comunes: pies limpios y pies sucios”, dijo Cross. También, esto podría combinarse con otras preferencias como pies grandes, pies pequeños, arcos altos o planos, ciertas formas de dedos, ya sean largos y delgados, redondos y pequeños, o cualquier otra cosa parecida.


"A veces no hace falta ni tocarlos, basta con mirar", concluyen los que solían ser llamados fetichistas del pie y ahora empiezan a llamarse también fetichistas.

“Tener una pareja fetichista aporta más juegos y, con ellos, más posibilidades y más morbo”
AROLA POCH (SEXÓLOGO)

En el fetiche por los pies no hay reglas establecidas sobre que excita a los fetichistas. Algunas personas incorporan los pies en su vida sexual mientras que otras, aunque le gusten los pies, no necesariamente quieren usarlos como medio de estimulación sexual. Tu pareja podría estar feliz con solo frotar tus pies descalzos con alguna loción o aceite, con admirar tus pies en medias o ver como mueves los dedos de los pies mientras ambos se encuentran completamente vestidos.
Las cosas más comunes que pueden excitar a un fetichista incluyen: oler los pies, acariciarlos suavemente o chupar los dedos de los pies. Bastantes fetichistas de los pies disfrutan de sentir los pies de su pareja en la cara, ya se trate de un masaje suave en la cara o de la práctica “trampling”, una forma de dominación donde un miembro de la pareja se acuesta en el suelo y el otro utiliza sus pies para ejercer presión en su cara o cuerpo.
En cualquier caso, es posible que si tu pareja es fetichista o lo seas tú ya os lo hagáis contado, o tal vez hayas notado que durante el sexo pone particular interés en tus pies. Es importante hacerle saber que tienes la mente abierta al respecto y que no crees que sea algo raro, y hazle muchas preguntas sobre qué le excita específicamente.

"Lo mejor es olvidar todos los prejuicios y tener la mente completamente abierta",
 dijo la modelo de fetichismo de pies Sweet Arches.

En el caso que el fetichista de pies sea tu pareja, y cuando le preguntas te dice que fantasea con chuparte los dedos de los pies u oler tus pies durante el sexo, o cualquier otra cosa por el estilo, prueba en responder algo como: “Estoy contentx por conocer mejor tus gustos y me interesa saber cómo podríamos hacer que funcione para nosotros, ¿Cómo crees que deberíamos iniciarnos?” Posteriormente, antes de que suceda nada, pueden hablar sobre todo aquello que ambos podrían sentirse cómodos o excitados.


Es normal que sientas inseguridad en cuanto a la apariencia de tus pies cuando no acostumbras a pensar en ellos como recursos sexuales.  Es posible que ni siquiera sepas qué característica hacen tus pies sexys. ¡Lo maravilloso es que la cosa varia! Realmente hay gustos para todos los pies.


Un actor y productor de videos fetichistas, Richard Lennox,  dijo que a sus seguidores les encanta el gran tamaño de sus pies, así como su arco y sus dedos largos que forman una especie de pico, mientras que a él le gusta un tipo distinto de pies. "Prefiero pies flexibles o musculosos, con dedos más cortos que formen casi una línea recta", dijo Lennox. "Todo el mundo tiene gustos y aversiones diferentes".

Descubre a dar lo mejor de ti durante encuentros enfocados en los pies

Mostrar los pies para coquetear

La forma más directa y sencilla de despertar el interés de tu pareja es simplemente quitarte los zapatos.
Parece bastante fácil, y es que es muy fácil. Quítate los calcetines, o no, como prefieras, y permanece con los pies sin zapatos cuando estén juntos en casa. O intenta descansar tus pies cerca de tu pareja mientras ven la televisión. Ambos se sentirán relajados, cómodos y tal vez un poco excitados.
Exhibir tus pies también puede ser una buena manera de flirtear sutilmente con tu pareja si todavía le avergüenza hablar sobre su fetiche de pies. Aunque esto solo sirve como primer paso, según Lennox, lo primero que puedes hacer en esta situación es subir tus pies en su regazo.

Un Masaje en los pies

Si los dos queréis pasar a un ámbito más físico, pídele a tu pareja que te dé un masaje en los pies, en caso que sea el fetichista de pies. Un masaje ayuda a romper la barrera mental que muchas personas tienen sobre los pies. Además, ¡Siente muy bien! Mientras tu pareja te frota los pies, mantén contacto visual y hazle saber que disfrutas que te toque los pies. Puedes decirle lo bien que sienta, elogiar su técnica o simplemente relajarte viéndole hacer lo suyo.
Pedir un masaje en los pies, u ofrecerlo, puede dar paso a una forma natural de continuar la conversación sobre las preferencias específicas que puedan tener tú o tu pareja. Esto puede ser verdaderamente útil en una relación nueva, en la que tal vez aún no han explorado y revelado todos sus fetiches. Mientras tu pareja te frota los pies, puedes preguntarle cómo huelen, o incluso cómo saben, y si eso le excita. Al abordar esa conversación con sutileza en el momento adecuado es posible que obtengas una mejor respuesta.
Un masaje de pies es una buena ocasión para averiguar qué es lo que se sentirán cómodos haciendo después, incluso si eso significa no avanzar más.

Que tus pies participen en el juego previo

Si todo empieza a volverse más sexual de forma abierta, puedes mantener esa ánima enfocándote en tus pies al empezar los avances sexuales. Tu pareja puede fantasear con mostrar adoración hacia tus pies, como besarlos, lamerlos, acariciarlos, chuparte los dedos de los pies o poner su boca en tus pies. Podría querer sentir tus pies en su cara o en diferentes partes de su cuerpo.
Puedes ir dándole instrucciones de cómo hacerlo para qué empiece a hacerlo sin reservas y disfrute de su fetiche. Ambos vais a excitaros seguro.
También recomiendo usar los pies como usarías las manos, puedes simplemente explorar las partes del otro con los pies.

Los pies para masturbar a tu pareja

 Aunque la adoración hacia tus pies puede por no conducir a nada más, a tu pareja podría gustarle sentir tus pies en sus genitales. Si ambos estáis de acuerdo, puedes acariciar sus huevos y pene con los pies bien lubricados. Esta práctica es bastante famosa, y tiene un nombre en inglés muy distintivo, el “Footjob”.
Para llevar a cabo un Footjob, lubrícate bien los pies con un lubricante a base de agua y gíralos hacia adentro, como si imitaras la posición en que pones las manos al rezar. Seguidamente, presiona las plantas de tus pies contra su pene para sostenerlo entre ellas y al mismo tiempo ve deslizándolas y una y otra vez a lo largo del miembro.
Podría ser que tu pareja también estuviera interesada en que le insertaras un dedo del pie en alguna de sus cavidades. Empieza despacio, tal vez explorando con los dedos de las manos, y con mucho lubricante, ayudando a que tu pareja se sienta muy bien y a evitar rasguños o cortes.
La limpieza de los pies y los dedos es muy importante al existir la posibilidad de que terminen dentro del cuerpo de alguien. Asegúrate de que las uñas están bien recortadas y sin hongos. Un rasguño puede convertirse en una infección.
Para terminar, hagas lo que hagas ¡tu pareja estará emocionada al ver que lo estás intentando! Como ocurre siempre al involucrarte inicialmente en los fetiches de otra persona, no es necesario que desde el inicio esperes conocer al instante todos y cada uno de los detalles implicados. Es probable que tu pareja se sienta increíblemente emocionada (¡y excitada!) con el solo hecho de que te interese incorporar su fetiche a su vida sexual.


El resto, ya lo descubriréis juntos sobre la marcha, y como consejo final desde Lovelyplay, simplemente da lo mejor de ti en todo momento y diviértete.

Etiquetas: fetichedepies

Comentarios

Sin comentarios en este momento!

Deje su comentario

Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre