Cinco posturas BDSM para iniciarse

person Publicado por: Sexólogo de Lovely Play list En: Juegos y trucos En: comment Comentario: 0 favorite Golpear: 371

Seguramente habrás leído sobre el bdsm, quizá incluso te hayas animado a probarlo… Descubre las posturas más sensuales.

5 posturas BDSM para iniciarse

NUEVO UNIVERSO DE PLACER, BONDAGE

Prepara cuerdas, esposas, una venda para los ojos y experimenta con las posiciones que te mostramos. Encontrarás un nuevo universo de placer.

Si sientes la necesidad de atar o que te aten a ti a la hora de tener relaciones sexuales, mantén la calma, es algo perfectamente normal. La fantasía sexual del bondage es muy común y cada vez hay más gente que se anima a probar esta práctica, popularizándose cada vez más.
Si tú y tu pareja o amante ya habéis probado todo tipo de posturas del kamasutra, las posiciones y juegos eróticos más de moda del momento, y estáis al día de los juguetes sexuales más placenteros con nuevas tecnologías, puede ser que haya llegado el momento de iniciarse en el mundo del BDSM.
Antes de nada, para iniciarse al Bondage es muy importante dar el primer paso, hablarlo con la pareja. Tener una conversación abierta y sin tapujos para acordar entre los dos si estáis de acuerdo en hacerlo y hasta donde os apetece llegar. Marcando los límites y decidiendo que posturas llevar a cabo.
Una vez tengas el primer paso y el más importante hecho, las cosas irán mucho mejor, no habrá confusiones y la imaginación es el límite. Pero es probable que resulte difícil saber por dónde empezar en un universo tan amplio y variado como este. Es por eso que en Lovelyplay hemos preparado este blog con 5 posturas bondage para inspiraros. Creemos que estas son perfectas para iniciarse o probarlas si nunca las has probado.

POSTURAS

EL SUERTUDO

Una de las posiciones más sencillas y suaves, ideal para empezar. En esta postura no necesitamos ni una cuerda. Uno de los dos se tumba boca arriba y pone las manos bajo su trasero, de forma que quedan inmovilizadas. Mientras, la otra persona puede acariciarlo, besarlo o hacer cosas un poco más intensas.
Al no tener las manos atadas, si el inmovilizado tiene la necesidad, es muy fácil liberarse, pues solo deber retirarse las manos del trasero.

LA SILLA TRAVIESA

Para la siguiente postura es necesaria una silla que sea rígida y sin brazos. El sumiso se situará mirando hacia ella, de pie, con los tobillos atados a las patas delanteras, las manos atadas detrás de su espalda e inclinado hacia adelante. Es una postura ideal para sexo anal o cualquier otra cosa que se os ocurra.

CUCHARITA ATADA

LA postura de la cucharita es sin duda una de las mejores y las más tranquilas que se pueden hacer, además, también la favorita de buena parte de la población. Además, puede ganar unos cuantos grados de excitación si atamos las muñecas y los antebrazos del miembro receptor (sumiso) de la pareja con una cuerda o pañuelo.

ENCADENADOS

Debéis conseguir unas esposas y poneros una cada uno.  El que actué como dominante durante la sesión bondage debe guiar al otro de la forma que quiera. La parte interesante de esta postura es el control que las esposas suponen.
Una variante de esta postura es sujetar a la persona sumisa con un collar de perro. 

Classic Handcuff                            Black Leash

LA TERNERITA

Al estilo western, utiliza una cuerda, cinta o esposas de restricción e inmoviliza a tu pareja con los pies y las manos unidas detrás de su cuerpo, dejando que descanse sobe tu estómago. Casi no podrá moverse, así que tendrás que ser tú el que tenga que moverse para daros el máximo placer a ambos.

EL SECUESTRADO

El sumiso debe estar sentado en una silla con las manos atadas detrás del respaldo y los tobillos en las patas delanteras. Como si de una película de acción se tratara.  Si tienes los ojos vendados el efecto que produzca esta postura será aún mayor. A partir de ese momento, el miembro dominante de la pareja puede tocar el inmovilizado con una pluma, con un cubito de hielo o con su lengua y boca.
También tienes la opción de subir el tono de la postura y añadir alguna bofetada o látigo.  Siempre y cuando ambos estéis de acuerdo en llegar a ese nivel.

Latigo Lovely Flogger

TO THE MOON

Esta postura tiene este nombre tan peculiar porque tu trasero apuntara hacia la luna mientras la practiques. El receptor tendrá atadas las muñecas en los tobillos, con cuerda o cinta especial de bondage, y estará boca abajo, con la cabeza apoyada en la cama.
Mientras tanto, la otra persona de la pareja puede combinar una masturbación con una mano mientras que la otra se entretiene en el trasero. Hay miles de opciones.

Como decíamos en el principio del blog, ¡Las posibilidades son infinitas!

Comentarios

Sin comentarios en este momento!

Deje su comentario

Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre