Beso negro, qué es y cómo hacerlo

person Publicado por: Sexólogo de Lovely Play list En: Juegos y trucos En: comment Comentario: 0 favorite Golpear: 92

El beso negro ni es negro ni es un beso. ¿Qué es y Cómo hacerlo?

Beso negro, qué es y cómo hacerlo

El beso negro es una práctica cada vez habitual entre parejas, si, aunque pueda llegar a sorprenderte, no debería, pues una de las practicas sexuales más simples de usar y placenteres. También es conocida como “Rimming” o analingus.
El beso negro es el acto de dar placer oralmente al ano de tu pareja o amante. Puede incluir lamidas, succiones con la boca y cualquier otra actividad placentera que incluye el contacto de la boca con el ano.

¿Quién lo practica?

¡Todo el mundo!
Una idea equivocada es que el beso negro es exclusivamente una práctica “gay” porque esta focalizada en el ano, pero tu identidad sexual no tiene nada que ver con el analingus.
Si tienes un culo y quieres que te lo toquen o estimulen, puedes probar esto con tu pareja. No hay dolor alguno en ningún momento de la práctica.

¿Es seguro el analingus?

Por lo general sí, es seguro. Como cualquier otra práctica sexual, hay algún riesgo incluido, pero como se ha comentado, es mayoritariamente seguro.

Bacterias

La limpieza es un aspecto muy importante del beso negro, básicamente por el efecto asco y para prevenir el contagio de bacterias.
Las bacterias digestivas y parásitos que pasan a través del ano, como el E. coli o la Salmonela, pueden hacer que caigas enfermo al ingerirlas.
Y aunque estes llenx de éxtasis, deberías intentar evitar el contagio de bacterias a la vagina a través de la lengua, dedos, juguete sexual o el pene.
Por esta razón, la limpieza es importante para esta práctica sexual.

ETS

Practicar el sexo seguro es imperante cuando se da uso al beso negro, igual que como cuando participas en cualquier tipo de acto sexual.
Algunas de las Ets pueden ser transmitidas a través del analingus, como, por ejemplo:

Usar un condón especifico para este tipo de práctica, como un condón vaginal, evitará la transmisión de ETS entre tu pareja y tú.

¿Estar dispuesto a practicar el analingus significa que estás de acuerdo en tener sexo anal?

Absolutamente no. El beso negro puede ser disfrutado como un solo acto o usado como preliminar ante otras prácticas sexuales, que pueden ser cualquiera.
No tienes por qué practicar sexo anal si es algo que no quieres.
Pero si te apetece, habla con tu pareja antes de hacer cualquier movimiento en la cama. Es importante obtener el consentimiento de cada paso que hagas en las relaciones sexuales.

¿Cómo deberías sacarle el tema a tu pareja?

Afrontémoslo, el ano no es la primera destinación de la lista de todos donde llevar tu lengua.
La comunicación y el consentimiento son la clave, así que deberías ser lo más abiertx y honestx con tu pareja para estar seguros que los dos cogeréis el mismo avión.

Si tú estas sacando el tema

Primero debes recordar que el sexo es un tema tabú para muchas personas. El lugar de nacimiento, la religión y la educación pueden tener un juego muy importante en la reacción de tu pareja ante la actitud sobre el juego anal.
Escucha las preocupaciones de tu pareja para evitar y evita ser despectivo ante ellas, aun cuando no estas de acuerdo con ellas. Prepárate para aceptar sus respuestas, aun si éstas no son las que estabas esperando.

Si te sacan el tema

Si las tablas se han girado y tu eres al que están haciendo que consideres el beso negro, querrás jugar con las mismas reglas que si fuera al revés y escuchas lo que te tengan que decir.
Intenta evitar ser temperamental y juzgar. Deberías ser capaz de hablar entre los dos en una manera racional, cómoda y mostrando confianza entre los dos.
EL LIMITE; el consentimiento es imperativo, nadie debería verse presionada a hacer algo que no quiera hacer. Si alguno de los dos no está totalmente en la misma página, acordar hablarlo para otro momento. Y si la respuesta es un firme “no”, ese debe ser respetado.

Cuáles son las mejores posiciones

Puedes experimentar para encontrar las mejores posiciones y las que funcionan mejor para ti y tu pareja, una modificación del perrito o a cuatro patas son las opciones más ovias y típicas para el beso negro.
Para eso, hacer que la persona que está recibiendo el analingus se situé en el suelo o en la cama a cuatro.
Si tu estas realizando el beso negro, deberías:

  • Arrodillarte detrás de tu pareja.
  • Usar las manos para guiar el culo de tu pareja a la altura que sea el mejor ángulo para ti.
  • Usa tus manos para separar las nalgas de tu pareja.

Qué hacer con la lengua

Empieza poco a poco, alrededor de la zona en vez de ir directo a por el centro de la diana.
Lamidas suaves y besos ligeros en el interior de los muslos y el pirineo son los mejores para empezar y estar seguro que esta preparadx para la acción.
Cuando estas preparadx para moverte al ano, no te equivocarás si empiezas a lamerlo como si fuera tu helado favorito.
Te dejamos algunos consejos que pueden irte bien durante la acción:

  • Usa lamidos largos y suaves con tu lengua plana contra el ano de tu pareja.
  • Experimenta con tu lengua, alternando entre relajándola y poniéndola rígida.
  • Prueba diferentes direcciones, como de arriba abajo y de lado a lado.
  • Apunta con tu lengua aprieta contera el ano usando suficiente presión para penetrar gentilmente.

Qué hacer con tu aliento

Un aliento caliente contra la piel puede ser uno de los fatores que te ponga caliente, es especialmente estimulante contras los muslos interiores y el culo.
Provoca a tu pareja acercando tus labios a la piel de tu pareja para que pueda sentir tu aliento.
Prueba, también, alternando con besos ligeros y lamidas.

Qué hacer con las manos

Tus manos pueden hacer magia real cuando se trata de dar placer a tu pareja. Así que asegúrate de usarlas debidamente.
Usa tus manos de la siguiente forma:

  • Juega con los pezones de tu pareja, aprieta de forma suave y tira de ellos.
  • Acaricia el clítoris de tu pareja.
  • Penetra la vagina de tu pareja con los dedos.
  • Acaricia su pene.
  • Suavemente acaricia y exprime el escroto de tu pareja.
  • Acaricia el cuello, la espalda o los muslos interiores.
  • Exprime o azota suavemente sus nalgas.

Recuerda el límite

El beso negro es un acto de mucho placer y vale la pena añadirlo en tu repertorio de prácticas sexuales siempre y cuando sea disfrutado entre dos adultos con mutuo consentimiento. Simplemente acuérdate de practicarlo de una manera segura y limpiar antes de arrodillaros y ensuciaros.
Los sexólogos de Lovelyplay tenemos un último consejo, disfrutar.

Si tienes alguna duda, consulta con nuestros expertos a través del chat, comentarios o info@lovelyplay.com. Estamos aquí para ayudarte.

Comentarios

Sin comentarios en este momento!

Deje su comentario

Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre